Por las rutas de España (Cartagena, Murcia) los orígenes

La península ibérica, como ya todos sabemos, ha sido víctima constante de invasiones a través de la historia. Cada una dejó su huella clara en la gastronomía. Las primeras influencias las introdujeron los fenicios y los cartaginenses, y luego civilizaciones griegas que trajeron los olivos y la vid a la región, cambiando la cocción en grasas animales por aceite de oliva. Pero estos productos no se cultivaron en la zona hasta el 218 a. C. con la invasión de las legiones romanas. Su civilización no sólo mejoró el uso del aceite de oliva sino que aportó otro ingrediente fundamental para la gastronomía actual española: el ajo. Otros grandes aportes fueron los deliciosos jamones que traían de Pamplona (donde empezó la importante tradición de manufacturar productos con cerdo) y las lentejas, habas, garbanzos, setas y coles, productos por los cuales los romanos tenían gran afición.

Después de este periodo no hubo muchos cambios hasta el año 700, cuando tropas musulmanas cruzaron el estrecho de Gibraltar cargadas de nuevos ingredientes y métodos de cocción. El periodo medieval, regido por los árabes, aportó más productos fundamentales para esta cocina: trajeron los cítricos, el azúcar, el azafrán, las espinacas, las berenjenas y los melocotones, entre otros. Además, se fomentó el consumo del arroz y se propusieron nuevas formas de cocinarlo.

La última influencia no fue sólo sobre España sino sobre toda Europa. Ocurrió en 1492, y en esta ocasión el mérito nos lo llevamos nosotros. Por supuesto, estamos hablando de su llegada a América. Les aportamos nada más ni nada menos que el tomate, la papa, el ají, los pimentones, la vainilla, las tunas, el pepino y otra gran variedad de productos.

Pero volviendo al cuento, yo no sabía tan detalladamente todo esto que les acabo de contar, necesitaba ayuda profesional, ¿Qué hice? Terminé mis mariscos en La Boquería, junto con un sinfín de dulces, embutidos y jamones, tomé 500.000 fotos y me encaramé en un tren rumbo a Alicante, a visitar a mi buen amigo Daniel Morroño ―cocinero español y escritor gastronómico nacido en Cartagena (no de Indias), y quien ha vivido en Colombia― y a Taya Viudes, bloguera española, dedicada únicamente a escribir sobre nuestro espectacular país. Apenas llegué, me llevaron a Murcia a tomar unas copas y a comernos unas tapas que me hicieron flipar en colores nuevamente. Finalizada la noche, nos fuimos para Cartagena. La colonia cartaginense fue durante las Guerras Púnicas (es decir, antes de la era cristiana) el puerto más frecuentado de las costas mediterráneas. Se parece un poco a nuestra Cartagena de Indias, pero menos colonial, tiene murallas más altas y asentamientos romanos y coliseos esparcidos en ruinas.

Como buenos cocineros, antes de que saliera el sol ya habíamos ido a ver a los pescadores en el puerto y ya estábamos rumbo al mercado principal. Al llegar, ¿qué es lo primero que veo? Un puesto con cincuenta tipos de encurtidos, veinte de aceitunas, pepinillos, ajos, mazorquitas, berenjenas, etc. Primer bocado del día: cuarenta aceitunas, cortesía de la casa, con un vaso de buen vino. Siguiente plato: huevas saladas de mújol (parecido al lebranche de Barranquilla), bonito y mojama (atún) salados y oreados a la brisa marina. Tercer plato: tortilla española y magra (hecha con pernil de cerdo guisado con tomates y pimientos).

Después del recorrido por la ciudad nos fuimos a una zona cercana al mar, para encontrarnos con Toya y otros amigos y familiares de Daniel; almorzamos en un chiringuito en la playa. Recuerdo que apenas llegué me recibieron con una cerveza helada, aceitunas y unas almejas frescas con piñones cocinadas en vino blanco… Todavía se me hace agua la boca. En vista de semejante manjar, Daniel y yo decidimos meternos a la cocina para ayudar a hacer un arroz con ñora, calamar, gambas, huevas de sepia y pescado blanco.

Hasta ahora vamos en la mitad de mi viaje en busca de entender los secretos y la magia de la cocina española. Por ahora los dejo con estas deliciosas recetas; en nuestra próxima edición nos embarcaremos en la búsqueda de entender por qué es España la cuna de la revolución gastronómica.

Blog Daniel: http://www.elcocineroviajero.com/blog/

Blog Toya: http://www.colombiadeuna.blogspot.com/

    • Luz Angela Betancourt Cano
    • 13/03/12

    Pues que sigas disfrutando el viaje, aquí se come muy bien. Me encantó tu artículo.

    • Muchas Gracias Luz Angela, a mi me encantó tu tierra, muy hospitalarios llenos de tradición y gente linda.

    • Ojala te subscribas

  1. Hola Alejandro
    Quisieras darte un saludo y felicitarte por tu articulo, me parece que has progresado cantidades y es muy agradable de leer, por lo demas me voy a desayunar pues tanto platillo me ha dejado super hambriento, ojala te tuvieramos por aqui, Kiko Tutu.

    • Muchas gracias Kiko, espero poderlos ver pronto para que cocinemos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: